Conectarse

Recuperar mi contraseña

{Tiempo}

Temas similares

    Últimos temas
    » PERSONAJES CÁNON
    Mar Ago 21, 2012 4:35 pm por Selene Black

    » Humanos
    Dom Abr 08, 2012 1:20 pm por Kathryn Balanescu

    » Lycans
    Dom Abr 08, 2012 1:05 pm por Kathryn Balanescu

    » Vampiros
    Dom Abr 08, 2012 1:44 am por Kathryn Balanescu

    » Híbridos
    Dom Abr 08, 2012 12:28 am por Kathryn Balanescu

    » Modelo de Ficha de Relaciones
    Sáb Abr 07, 2012 6:23 pm por Kathryn Balanescu

    » Modelo de Ficha de Personaje
    Sáb Abr 07, 2012 5:53 pm por Kathryn Balanescu

    » ¿Qué estás escuchando?
    Miér Abr 04, 2012 6:20 pm por Eve Corvin

    » Crimped Stories *Foro* {Elite}
    Miér Ago 03, 2011 12:29 am por Invitado


    Anasztaizia Harsányi

    Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

    Anasztaizia Harsányi

    Mensaje por Anasztaizia Harsányi el Mar Mayo 24, 2011 5:37 pm

    Anasztaizia Harsányi



    Fecha de Nacimiento

    6 de Febrero de 1785

    Edad Real

    230 años

    Edad que Aparenta

    24 años

    Nacionalidad

    Francesa/Italiana

    Raza

    Vampiro

    Clase social

    Alta

    Orientación Sexual

    Heterosexual

    Habilidades Especiales

    Percepción Dilatada

    Descripción Física

    Bianca Balti - Anasztaizia Harsányi

    Descripción Psicológica

    Para hablar de Anasztaizia es difícil evocar una o dos palabras que la caractericen, puesto que su naturaleza es tan compleja como su manera de pensar. Es poseedora de una seguridad sobre si misma digna de admiración, que la vuelven soberbia, crítica e inalcanzable. Es analítica, observadora y gran oradora, con una amplísima capacidad retórica que habla de su vasta cultura e inteligencia superior. Desconfiada y calculadora, siempre estará un paso más adelante de aquellos que la rodean. Jamás caerá presa de un engaño o una traición, puesto que a la hora de relacionarse es sumamente selectiva, y no cualquiera se ganará su amistad fácilmente, podría decirse, que nadie la tiene en su totalidad. Es reservada y con una gran competencia para escuchar, la misma que tiene para ignorar a aquellos que no son de su interés o de su utilidad.
    Es la clase de ser que nunca sabrás lo que está pensando o cómo actuará, puesto que difícilmente se deja llevar por los impulsos, y prefiere mantener el control sobre todas las situaciones. Dominante, tiene una gran facultad que sirve para su labor: sabe qué decir para influenciar y convencer a quienes ella quiere. Puede recurrir a recursos poco ortodoxos a la hora conseguir algo, pero el fin justifica los medios. ¿Corrupta? ¿Qué vampiro no lo es? Pero ella no traiciona, es muy leal con aquellos que le han demostrado que puede serlo.
    A pesar del lugar que ocupa, no está a favor de las guerras, según ella, alteran el orden natural de la vida. Será que ella no es la típica que desea conquistar a la humanidad o quedarse con todos los tesoros, le gusta su patrimonio, es muy amplio, y la lucha que tiene para aumentarlo, se podría decir es más interna, puesto que lo que más desea, es estar en paz con su consciencia. ¿Pacifista? No, para nada, solamente actúa por conveniencia, es una cuestión de intereses propios, a los cuales defiende, ya que son su bandera. Aunque eso lo sabe sólo ella.

    Historia

    La Revolución Francesa, cobijó en su seno de nuevos ideales y pensadores que se expresaron libremente, pero también, derrumbó una estructura política, económica e ideológica con centenares de años de vigencia, y le dio fin a gran cantidad de vidas. Las persecuciones eran moneda corriente, aquellos pertenecientes al viejo sistema debían huir, dejando familias destrozadas y sumergidas en la pobreza, y una de esas familias, fue la de Anasztaizia, que en sus primeros años de vida se llamó Isabella Bergés, su padre fue un político y duque francés de la vieja escuela y su madre una aristócrata italiana. En medio del caos, el 22 de Noviembre de 1789, cuando la pequeña tenía sólo cuatro años, los progenitores de Anasztaizia fueron guillotinados y ella encerrada en un calabozo, para esperar al día siguiente, que sería asesinada. Esa misma noche, en la celda donde se encontraba, ocurrió una masacre, siete niños fueron encontrados sin vida, y ella, desaparecida. La historia, para algunos, tenía demasiados matices ficticios, puesto que fue contada por algunos testigos que estaban bajo efectos de adormecimiento por las torturas recibidas.

    Cuentan que ese día, un hombre corpulento empujó la puerta con una sola mano y la derribó como si se tratara de una lámina. Sus ojos eran dorados como el Sol y brillaban en la oscuridad. Dos destellos aparecían entre sus labios, que cuando se separaron, se convirtieron en largos colmillos. Tomó a cada niño y se hundió en sus cuellos, luego los lanzó contra las paredes y se escuchaba el ruido de sus huesos al romperse. Quedaba una sola, la más pequeña, que se había escondido detrás del heno y abrazado a sus rodillas, pero el desconocido ya se había percatado de su presencia y cuando finalizó con sus sietes pequeñas víctimas, hundió uno de sus brazos entre el material, donde la tomó del cuello y la levantó para observarla con la luz de la Luna. Ella no mostraba ni temor ni odio, el gesto de su mirada era desafiante, y sus ojos claros habían tomado un matiz intenso y se clavaron en los del homicida, que la bajó lentamente y la depositó en el suelo para darle la espalda. La pequeña hizo un paso hacia adelante, enredó sus dedos en los de él y salieron caminando, para luego desaparecer en la oscuridad.

    Anasztaizia recuerda poco y nada de aquel día. Ella sabe que la historia que para los humanos, en un tiempo, fue sólo un mito, es su historia, que la niña salvada de la muerte en manos de sus compatriotas era ella, la pequeña Isabella, rescatada por un vampiro, a quien ella llamó “papá” pero que su nombre real era Fredek Harsányi. Él siempre le decía que la forma en que lo había mirado le inspiró respeto, respeto por esa pequeña criatura a punto de ser asesinada y que no perdía su orgullo, su aire de la alta alcurnia, por lo que decidió llevársela, y así vivió muchos años custodiada por su adoptante, uno de los Vampiros Ancianos más importantes en el mundo de los no muertos. Fue feliz, aunque tenía prohibido salir, sería una presa fácil para todos los que merodeaban la región, sin contar que sería la sentencia de muerte de Fredek si se enteraban que protegía a una humana.

    A la edad de veinticuatro años tomó la decisión más importante, la de convertirse en vampiresa. Fue con ayuda de uno de los empleados de la casa, su padre se lo había prohibido, quería que ella viviera y muriera como debía ser, él odiaba la inmortalidad, aunque la disfrutaba, en ocasiones. Anasztaizia, como la había nombrado Fredek en honor a la hija que había perdido hacía más de mil años, estaba enamorada del muchacho que era el hombre de confianza de Hasányi, que era el único que conocía su existencia. Tenían un romance a escondidas, o eso era lo que creían, pero al milenario nada se le escapaba, aunque juzgaba que era todo un acontecimiento que a quien consideraba su otro hijo, se lo viera tan involucrado con una criatura inferior como un ser humano, por lo que no se oponía. Le había aclarado más de una vez que ella viviría y moriría en la raza que nació, y sabía que no lo traicionaría. Anasztaizia fue convertida tras una noche de pasión en la que él juró amarla por toda la eternidad, aunque no fue así. Hubo muchos pleitos con Fredek, quien decía iba a matar a su hija por haber hecho eso a sus espaldas. Pero él era compasivo, y comprendió las explicaciones de la joven, que ella ya no quería ponerlo en peligro, que lo mejor era que fuese una vampiresa y de esa manera él estuviera tranquilo. Tras horas de debate, la paz volvió a reinar. Pero esa misma noche sufrió la peor decepción de su vida, fue a buscar a su amor y lo encontró con una mujer de su misma especie, besándose apasionadamente. La única explicación que recibió, fue que ya no le servía, en su mundo había muchas como ella. Pero lo que Anasztaizia nunca supo, fue que eso era una mentira que Fredek le había pedido que dijera, que el castigo por desobedecerlo era el no estar nunca más con ella.

    De esa manera, la muchacha cambió rotundamente, dejó de interesarse por cuestiones banales, como el orden de la mansión o el cuidado de las plantas. A todas esas ínfimas responsabilidades, se le sumó el convertirse en la mano derecha de su padre, el adentrarse totalmente en el mundo de la política de los vampiros, el aprender a utilizar sus nuevas habilidades, a cuidar de sí misma, sus debilidades y fortalezas, muchas charlas que antes había tenido con su salvador, habían cobrado sentido, no temía, debía olvidar su decepción amorosa, ese sentimiento era el único despojo de humanidad que quedaba en ella, y todo ese amor y desamor, lo convirtió en paciencia y tenacidad para aprender todo lo que Fredek le enseñaba.

    El cambio de mando de la sociedad vampírica, terminó con la vida del padre de Anasztaizia, quien fue asesinado a causa de la nueva reorganización, así fue como ella, heredó, de cierta manera, el lugar que Fredek había dejado, jurando encontrar al asesino de su padre cueste lo que cueste. Ése se convirtió en el único motivo, más allá de ella misma, que la incentivó a aceptar el sitio de consejera. Demostrará que todos los años bajo la tutela del ser que la salvó de una muerte segura la han transformado en una vampiresa fuerte y capaz de ponerse a la par de cualquiera, a pesar de ser subestimada por la condición de “protegida” que tuvo.

    Datos Extras

    - Adora el lujo
    - Conserva, intacta, la biblioteca de su padre, una de las más prestigiosas, extensas y variadas que se conocen
    - A pesar de los años, no ha olvidado a su primer amor
    - Ama los animales, por lo que no se alimenta de ellos
    - Colecciona espadas y armas de fuego, aunque su debilidad son las primeras


    Tipo de Arma

    - Una espada Gladius y una Claymore.
    avatar
    Anasztaizia Harsányi

    Mensajes : 3
    Fecha de inscripción : 24/05/2011

    Ver perfil de usuario

    Volver arriba Ir abajo

    Re: Anasztaizia Harsányi

    Mensaje por Kathryn Balanescu el Mar Mayo 24, 2011 9:55 pm

    Bienvenida al Foro
    # FICHA ACEPTADA



    Ruxandra Ilona Balanescu


    It Never was and never will be
    You don't know how you've betrayed me
    And somehow you've got everybody fooled

    Once upon a time...:
    avatar
    Kathryn Balanescu
    Vampiro del Consejo
    Vampiro del Consejo

    Mensajes : 69
    Fecha de inscripción : 17/05/2011

    Ver perfil de usuario

    Volver arriba Ir abajo

    Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

    - Temas similares

     
    Permisos de este foro:
    No puedes responder a temas en este foro.